Abscesos dentales

Los abscesos dentales son acumulaciones de pus cercanas a cualquier diente que esté infectado.

Cómo sabes si tienes un absceso dental

Suele inflamarse la zona en la que está y, si es grave, el enfermo suele tener fiebre. Las personas que tienen alguna enfermedad que debilite el sistema inmunitario como el sida tienen que prestar una especial atención a su dentadura para evitar tener estos abscesos.

También deben tenerlo los diabéticos ya que los pacientes con esta enfermedad suelen ser propensos a tener enfermedades más graves.

Causas y solución de los abscesos dentales

Las causas de los mismos son las caries o la infección de la cavidad pulpar de algún diente. Los gérmenes causantes de estas dolencias se van acumulando y es lo que ocasiona la inflamación de la zona. 

Varias pueden ser las medidas para prevenir estos abscesos. En primer lugar debes cuidar la dentadura, cuidando la alimentación. Debes evitar los alimentos y bebidas dulces ya que se pegan en los dientes y pueden ocasionar estos problemas.   

Los cuidados van más allá de la dieta. Es recomendable cepillarse los dientes después de cada comida con una pasta rica en flúor. El tiempo mínimo recomendable que debemos dedicar a estos son dos minutos. Tras esto debemos usar hilo dental para limpiar los espacios entre los dientes.

Pero lo más importante es la prevención de la salud dentalEn caso de que sintamos que alguno de nuestros dientes está inflamado o tiene otra anomalía tendremos que acudir al dentista para que nos haga una revisión.